Conoce la República Democrática del Congo

La República Democrática del Congo (RCD), un país extremadamente rico en recursos naturales que vive una situación humanitaria compleja y desafiante, donde múltiples conflictos se desarrollan en su vasto territorio. Aunque la esperanza floreció cuando la larga y costosa guerra civil terminó en 2003, en su lugar empezaron olas esporádicas de violencias, especialmente en las partes orientales del país, donde está Bukavu.

El país centroafricano vive en este permanente estado de conflicto a causa de su riqueza, sobre todo en minerales. Entre los más codiciados se encuentran el cobalto, cobre, uranio, oro, diamantes, casiterita y coltán, que son necesarios para la fabricación de ordenadores y teléfonos móviles. Esos minerales cruzan las fronteras de forma clandestina para que conocidas empresas de Europa y EEUU se enriquezcan, mientras la población congoleña se queda en la pobreza. Es un hecho reconocido que los países africanos más ricos crecen 2-3 veces más lentos que los países más pobres. Es la llamada “maldición de los recursos naturales”.

Todas estas actividades ilícitas, junto a un estado débil, ubicado en Kinshasa, la capital, y que apenas llega al resto del país, hacen que en la República Democrática del Congo existan multitud de grupos armados. Estas guerrillas cometen las atrocidades más estremecedoras para lograr el control de las minas y obtener así enormes beneficios del comercio de minerales

La violencia sexual contra las mujeres y niñas se ha generalizado como arma de guerra. Las cifras desorbitantes han hecho que se hable de lo que está ocurriendo como un “genocidio sexual” o un feminicidio.

Además, la impunidad de los violentos a lo largo de los años ha hecho que la violencia ya no solo sea cosa de hombres uniformados, sino también civiles, cuyo estímulo es el saqueo, las drogas o incluso supersticiones infundadas e inhumanas como la que asegura que una persona seropositiva puede curarse violando a un bebé o a una niña virgen. Con todo esto, las tasas de incidencia del VIH/SIDA son muy elevadas.

En la RDC uno de cada cinco niños muere antes de cumplir los cinco años, casi siempre por desnutrición o deficiencias en su alimentación. Menos de la mitad de la población tiene acceso a fuentes de agua pura. Menos de un tercio tiene acceso a instalaciones de saneamiento adecuadas. Hay más de 4 millones de niños y niñas huérfanos en el país. Más de un cuarto de ellos, de entre 5 a 14, años trabajan. Y más de 4,4 millones (cerca de la mitad de la población en edad escolar) no asisten a la escuela.

Ante esta situación de falta de derechos, pobreza, violencia y vulnerabilidad podemos imaginar cómo será la vida de los niños y niñas discapacitados. ¿A cuántos de ellos querrías abrazar y proteger?

Fotografías

Volver atrás